miércoles, 18 de octubre de 2017

Es hiedra




Es hiedra


Que crece y trepa
que se hace grande,que se aferra
a ese muro en mi pecho
a sus grietas del sueño,
a su laberinto de tiempo,
de sombras, de silencios,
ella inquilina de su reino
tan extrañamente poético,
sonambulista ajena al vértigo
de los besos del viento,
en la cuerda del miedo.



Es hiedra que se enreda
que su bulbo alimenta..
de pensamientos,
de los latidos de un recuerdo
bajo la piel de piedra..
en un jardín sin primavera,
ella vástaga de pretéritos
en la tierra de mil inviernos,
nombre, verbo y adverbio
madre, hija, novia de mis versos;
¡Eterna y vieja compañera!


©Encarni Mejides