martes, 12 de diciembre de 2017

Guardo..



Guardo..



Cada uno de sus recuerdos
en este cajón de sueños
por si me invade otro tiempo
con su aliento de nostalgia..
y se llenan las pupilas
de nieblas, polvo y viento.


Guardo cada beso suyo
en la memoria del labio,
que aquel ladrón solitario
fiel viajero de otros mundos
en su mochila de diario
no se lleve su hálito.



Cada palabra del verbo
que fuiste para este pecho,
por si el latido se rompe
en el quejido sin nombre
y la voz deshace el verso
en la tinta de los dedos.




Guardo todos los impulsos
de este corazón sin rumbo,
que no pasen la frontera..
al exilio de susurros,
más allá de esta quimera..
sin ningún salvoconducto.



Y guardo lo que me queda
junto a la esperanza eterna..
de unos restos hecho poema.


©Encarni Mejides

Una vela que me alumbra



Una vela que me alumbra 



Desde las sombras que habito
apenas una luz que ilumina
y tirita con el viento
como huérfana entre los dedos,
tan frágil, tan diminuta
que ante los ojos oscila
como temerosa de perderse
en las cuencas del vacío,
que es a la par fuego que hiende
las tinieblas de ese mundo
al camino de los ciegos,
de esos que vagan sin tiempo
los cuérnagos de la luna...
buscando el rumbo del sueño.



Una vela que me alumbra..
que es faro, voz que guía..
al otro lado de los ausentes
puedo oírla en mi silencio
pronunciar mi nombre tantas veces
que la cuenta es infinita,
puedo rasgar el misterio
que esconde el verbo perdido
y hacerlo para si verso,
puedo besarle la frente
al amante del destino
hacerlo escalofrío..
en este pecho confuso;
!Al que devuelve siempre el aliento!


©Encarni Mejides

martes, 31 de octubre de 2017

Un deseo..




Un deseo..



Navega rumbo
al puerto de los sueños,
del viejo mundo,
pobre grumete
perdido entre los mares
de leyenda y sirenas.


©Encarni Mejides

Podría ser..



Podría ser..


Podría ser de aire, el viento,
que en tu boca se hace aliento..
jirones de los suspiros
arrancados de tu pecho ,
como el papel piel de escrito
lenguaje de los latidos ..
entre renglones de versos,
que me hizo ser el destino.



Podría ser de gas, humo
que antes los ojos te baile.
ente de tiempo al desaire
de las manos de tu mundo,
como el roto halo desnudo
en esta carne de mártires..
que grita en tierra de nadie,
derribar todos sus muros.




Podría ser de agua, gota,
el deseo de una rosa
que desliza sobre tu cuerpo..
el rocío de sus sueños,
como la lluvia que moja
los cristales del recuerdo
dibujando con sus dedos,
el paseo de las sombras.



©Encarni Mejides

miércoles, 18 de octubre de 2017

Es hiedra




Es hiedra


Que crece y trepa
que se hace grande,que se aferra
a ese muro en mi pecho
a sus grietas del sueño,
a su laberinto de tiempo,
de sombras, de silencios,
ella inquilina de su reino
tan extrañamente poético,
sonambulista ajena al vértigo
de los besos del viento,
en la cuerda del miedo.



Es hiedra que se enreda
que su bulbo alimenta..
de pensamientos,
de los latidos de un recuerdo
bajo la piel de piedra..
en un jardín sin primavera,
ella vástaga de pretéritos
en la tierra de mil inviernos,
nombre, verbo y adverbio
madre, hija, novia de mis versos;
¡Eterna y vieja compañera!


©Encarni Mejides

A florecer





A  florecer...



Días de fuego y ella se esconde..
en el aliento de la noche..
en lo profundo de la tierra
que soy desde hace mucho tiempo,
a veces yermo  pedregal de arena
que espera la estación del sueño
la que es lluvia en la voz del viento,
como el campo espera su riega.



Días de hielo y ella se asoma
al suspiro de cada sombra...
a mis manos, y a esta boca,
titubeante se abre al blanco
desde la raíz de un hueco calmo
buscando la luz de los ciegos, 
que soy  palabra  que  florezco;
¡Como los almendros en el invierno!


©Encarni Mejides

domingo, 24 de septiembre de 2017

Frágil Corazón




Frágil Corazón


Fue uno a dos
Raíz de latidos,
Ázimo pan y vino
Germinando de un sueño
Instalado en el pecho
Loco e iluso de amor.


Como pudiste sino 
Obviar su grito..
Roto a pulmón abierto
Ahogando sus alientos
Zaheríos de emoción,
Óbice fue y es el tiempo
Nunca tuyo ni mío.



©Encarni Mejides

"No quiero ver"




"No quiero ver"


Déjame entre las sombras
precursoras del sueño
allá donde las horas..
no son siervas del tiempo,
no quiero ver el mundo
que agoniza en el puño
de un gigante de viento,
como si fuera la hoja
de un árbol moribundo.


Déjame en la más honda..
inconsciencia de Morfeo,
en su canto de sorna
donde todo va lento,
que no me vendan humo
los restos de un reducto
que fue aliento del verbo,
como si fuera el dogma..
redimido del  yugo.



©Encarni Mejides

martes, 12 de septiembre de 2017

Hay sólo...




Hay sólo...



Hay sólo una moneda
en el bolsillo del  destino
para arrojar al pozo..
de los deseos,
un temblor en las manos
cargado de esperanza..
que se sujeta al miedo
de soltarla al vacío,
de ese desconocido  mundo
entre sombras desnudas.




Hay sólo un trozo de tierra
donde levantar el paraíso
del espejismo de los ojos..
al abismo de los sueños,
un hilo de voz en los labios
que se ahoga en las dudas..
de decir, de volar tan alto 
y quemar el último cartucho
que guarda la garganta
en la recámara del grito.


©Encarni Mejides

Gira y gira...





Gira y gira...


El mundo gira, gira..
y yo sigo perdida
en un punto lejano
al paso de los años,
ajena a viento y lluvia
a la dispar tertulia
entre la tormenta y la calma
que arrecia desatada..
dentro de este cuenco de barro.


Vira, la vida vira..
y sigo sumergida
en la órbita de garzos
de aquellos meridianos,
mi estrella fuga, súbita..
que a su luz no renuncia
colmada de esperanza..
aunque está le abandone al alba;
¡Tras el haz de otros astros!



©Encarni Mejides

sábado, 15 de julio de 2017

La vida entre dos latidos.


La vida entre dos latidos.


Uno que se le apaga
se deshace en alientos
en la boca del sueño
sin rastro de esperanza.

Y otro que le resiste
en un rincón del pecho
al desahucio del tiempo,
al silencio que embiste.


©Encarni Mejides


¡Cuándo quieras!





¡Cuándo quieras!


Cuando quieras ver lo oculto
tus ojos no verán cual mis niñas
viajeras incansables del mundo
entre sus sombras perdidas.



Cuando quieras beber viento
tu boca ya no será a mi boca,
ni ese recipiente del aliento
podrá calmar la sed que ahoga.



¡Cuándo quieras sentir el latido!
tu pecho ya no será mi pecho,
ni ese tártaro de los suspiros..
lobo con piel de cordero.



¡Cuándo quieras darte cuenta!
tu tiempo ya no será mi tiempo,
la vida no para, no regresa...
no hay vuelta desde el sueño.


©Encarni Mejides

domingo, 2 de julio de 2017

Convulsa...



Convulsa...



Sólo en su boca
la vida se me escapa
en un suspiro,
en un momento,
y en este pecho
el latido se aboca
a su ojo de agua,
mojando la desnuda...
piel de este cuerpo
su deseo y locura,
en él...
entre sus manos
la carne se revela..
hambrienta..
anhelante de brío,
sentirlo dentro..
y entre las piernas
en alas del orgasmo
mariposa convulsa..
mi sexo.


©Encarni Mejides

¿Qué quieres que haga?



¿Qué quieres que haga?


Si desde que el mundo es mundo
la noche devora al día,
y yo soy mujer de sueños..
de horizontes sin orillas.

¿Qué quieres que haga ?
si desde que el tiempo es tiempo
tú hombre eres un vagabundo
en tierra de la esperanza.


Desde que la vida es vida
se me agolpan los sentidos
y está viajera del viento;
!Los lleva siempre consigo!


©Encarni Mejides

domingo, 18 de junio de 2017

Ese polvo en las manos...



Ese polvo en las manos...



Ese polvo en las manos
lo que queda de un tiempo
que fue suyo, si suyo..
y ahora es de la nada,
partículas en suspensión..
de una amalgama
en parte corazón
en parte sueño..
que fue creciendo
a la par que ese mundo
en lo alto del tejado
de los silencios,
ese polvo de incendio
decrepita en las sombras
bailando al son del viento
que entra por debajo del marco
de la gris mañana...
y se posa sobre la ropa..
y huye de entre mis dedos
y se despeña al suelo,
y el olvido lo toma
para siempre en su seno.



©Encarni Mejides

No siempre fuiste..


No siempre fuiste..



No siempre fuiste viento
para el costado
campo del sueño
abierto a sus abrazos.


No siempre fuiste el agua
para estos labios..
brotes de párvula,
esperanza de cambio.


No siempre fuiste fuego
para está piel de leña..
árbol de alientos,
rama de hojas pequeñas.


No siempre fuiste barro
para estos dedos..
alfareros amados,
escultores del tiempo.


No siempre fuiste..
   parte de lo invisible.



©Encarni Mejides


domingo, 11 de junio de 2017

Es que habito sin estar..




Es que habito sin estar..


Un lugar en medio de la nada
al norte de los suspiros..
allá donde juegan con el viento
y se amalgaman a su aliento
sobre el tejado del alba.


Un lugar al sur de los latidos
que rompen bajo está piel del pecho
entre los débiles gritos
de una esperanza que clama
un futuro sin olvido.



Un lugar al este de los ojos
en el despunte del orto,
allá donde canta el gallo
y alzan el vuelo los pájaros
de la memoria de los sueños.


Es que habito sin estar las sombras
de un lugar al oeste de las horas..
en las hileras del meridiano
sobre el puente del celeste;
¡Donde todo es diferente!


©Encarni Mejides

"Dos gotas.."



"Dos gotas.."


Una que en el vaso rebosa
y se desliza por la mesa..
buscando su paso en el tiempo,
se va perdiendo a ras del suelo
como engullida por sus sombras,
vapor de agua que se evapora
de los dedos, de entre sus grietas..
de los ojos del viento.



Otra la sed deja en la boca
como haberse tragado arena
de todos los desiertos..
hasta anegar con ella el pecho
de este ser que siempre lo nombra,
gas de ausencia en la lengua
cercando la voz que se amolda..
al veneno que mata el sueño.



Añoranza y desesperanza..
dos gotas entre tantas..
de esta botella de palabras,
a veces llena y otras nada.



©Encarni Mejides

lunes, 5 de junio de 2017

Cual parábola de Lázaro..




Cual parábola de Lázaro..



Viene a mí cuando la luz del día
se esconde bajo los párpados
como huyendo de las sombras
que tejen el manto de la noche
y me hace en ese sosiego
y me imagina perdida..
en ese mundo de pájaros,
en la gruta de la loba,
en los susurros de un bosque,
memorándum de los sueños.




Torna a mí, torna  la vida
cual parábola de Lázaro..
a está piel fría bajo la ropa
a esté pecho de lamentaciones..
tras la voz que le da aliento
y calla la entraña herida,
y es a esté silencio bálsamo..
las palabras de su boca;
¡Levanta y camina al norte..
de la aurora de los tiempos!


©Encarni Mejides

Arcano




Arcano 


Juegas adivinarme..
y soy yo la que juego
desde que existe el tiempo,
el edén está lejos..
de ser tu paraíso
o la tierra prometida
en esta u otra vida,
retozas en lo prohibido
abriendo en desmesura los ojos
centros de un mundo aparte,
cuando crees que despojo..
al oscuro manto de la noche
en está débil carne,
animal de lo arcano,
vientre de un universo
a ti hombre inalcanzable.


©Encarni Mejides

martes, 23 de mayo de 2017

Llega a su fin..



Llega a su fin..



El  deslizar de las horas
y la palabra en mi boca
se adormece, se abandona
sin haber roto las sombras
del fondo de la garganta,
vana esperanza la suya..
alcanzar la órbita de la luna
fuera de esa pared alta
en el jardín del aliento,
no le calles lo que siento..
alma de cántaro y viento
no le calles un te quiero
al verbo de sangre y agua
a la carne que de fragua
alimenta a la sonámbula..
torcaz que espera en la jaula.


©Encarni Mejides

Háblale noche..



Háblale noche..



Que hay un silencio esquivo
al filo del abismo..
de todos los alientos,
háblale noche al sueño
despacio, en voz baja
que no despierte el tiempo
la tormenta del alma,
donde vaga la musa
desnuda de locuras,
háblale noche al pío..
del seno de lo vientos
que es cosa de ventura
que es todo y nada..
una ruleta rusa
un sólo tiro
directo a los latidos.


©Encarni Mejides

jueves, 11 de mayo de 2017

Yo leía libros- II



Yo leía libros- II


Y  las palabras
las hice agua de verso
en el árido campo
de esta boca sin frutos,
a la intemperie..
de dos cielos sin cirros.


Yo leía libros 
donde estaba su mundo
ahora habitan las hénides..
del vasto pecho,
y escribo de sus cantos 
en mi garganta.



Con hambre en la mirada
y mordí de aquel sueño
los pequeños pedazos,
Alicia sin minutos...
de una extraña efeméride,
que interpreto sin sino.


©Encarni Mejides

Yo leía libros -I



Yo leía libros -I


Y  las palabras
eran  hijas del viento
que no había parido
este labio de barro..
infértil de lenguaje.


Yo leía libros
tan vivos en las manos
que las horas del tiempo
devoraban la nada..
parte por parte.



Con hambre en la mirada
y  la vida era un sueño
al margen del pasado..
en el canto del folio,
hecho mensaje.


©Encarni Mejides

domingo, 30 de abril de 2017

Ahora que nadie nos ve...



Ahora que nadie nos ve...


Adelanta tus pasos
hasta la luz que ciega
y vuelve de la sombra
con la voz de argón hecha..
que en su boca de lluvia
se amainó la tormenta
y en el ojo del sueño
atisbaté no temas..
que siendo dentro de agua
no moja fuera.



No mires a la espalda
sigue siendo de arena
la palabra del tiempo..
en está gran esfera
de habitantes de barro,
nuestra estrella es ajena
a su órbita infinita..
de esperanza desierta,
que en astros distantes..
los impulsos conectan.


©Encarni Mejides

viernes, 21 de abril de 2017

13º




Aliento a sorbos
tus labios en mis labios,
manantial de aire.


©Encarni Mejides

Yo no quiero más...



Yo no quiero más...



Abrazo que el de sus brazos 
y el de sus fornidas piernas
cubriendo esta piel desnuda,
que conoce de su tacto
que lo tiene en su memoria,
a fuego, a sueños, a ciegas,
a la sombra de la inopia.


Yo no quiero más aliento
que el de su boca en mi nuca
que el de su pecho en mi cuerpo,
ni más golpe en los costados
que el pulso de sus latidos,
no quiero amor, la locura..
de no saberte destino. 


©Encarni Mejides

sábado, 8 de abril de 2017

12 º



La luz del día
en si misma se mira,
melancolía.


©Encarni Mejides

Ser fruto de la paciencia


"La paciencia es el arte de ocultar tu impaciencia.-Guy Kawasaki."


Ser fruto de la paciencia


Acabé por no contar las horas
que corrían tras las sombras,
y ni el día era tan claro
ni la noche tan oscura
en el filo de los párpados,
calmé el tropel de está boca
su garganta temblorosa..
y el verbo que fue pasado
es una promesa ambigua
en el hueco del costado.


Yo, mujer vertiginosa
viento de agua tormentosa..
viré la veleta del tejado
al rostro pálido de la luna
y el pecho descansa en su regazo,
suspira quieta la mariposa
la primavera que está por tornar,
se abre el invierno  su paso,
la paciencia es la rosa desnuda
de espinas entre las manos.


©Encarni Mejides

Sobrevivírme...



Sobrevivírme...



Vivir después de mí misma
de aquella inocente niña 
que guardaba su sonrisa
en la caja de los sueños,
de ser la hermana pequeña
la joven sin rebeldía
que creaba a escondidas
todo un mundo en su cabeza;
¡Nunca fui  ángel de sosiego!



Perdurar a aquellos tiempos
de ser mujer madre e hija
y no hallarme en la rutina
ni entre las dudas del día..
hay luchas que no dan tregua,
laberintos sin salidas..
caminos sin luz de guía
y aquí sigo sosteniendo;
¡El vuelo de una libélula!



©Encarni Mejides


viernes, 24 de marzo de 2017

11º




Pájaro libre
primavera que nace,
su juventud.

©Encarni Mejides

"Pobladores"




"Pobladores"


De un mismo paraíso..
simientes de su tierra,
tallos de barro y agua
quebrados por el tiempo,
esos hijos caídos
del árbol que hace leña..
y alimenta la fragua
en el taller de Hefesto.


Ambos seres perdidos
desnudos de promesas
abrazando la párvula..
esperanza del sueño ,
hallarnos es destino
en esa orbe desierta
de pájaros sin jaula,
partículas de alientos.


©Encarni Mejides

lunes, 13 de marzo de 2017

Desconocido..



Desconocido..


Soy la palabra
Estoy respirando
Escuchas su canto
En mi boca tiene alas
En mis manos es viento
Y de mi corazón es deseo.


Soy secreto
soy recuerdo
mujer del tiempo
en la tierra del sueño.


©Encarni Mejides

Se desvanece..



Se desvanece..



Así, en un cerrar de ojos
bajo esa sombra agazapada..
entre los párpados del sueño,
quizá pasó su tiempo
y eso que llaman vida
aligeró su paso
llevándolo consigo,
pues al abrirlos un golpe de luz
deslumbra la memoria
con su niebla de aurora y soles,
y todo parece haberse ido.



Se desvanece a poco
que un chasquido de dedos
desvía el centro del mundo,
y algo asía los pies..
tirando hacía el suelo,
maldita gravedad de tierra..
déjame las alas intactas
déjame el aliento del azul
abocanadas en la boca,
déjame en este pecho el norte,
y ve ha ocultarte en el otro lado.


©Encarni Mejides

lunes, 6 de marzo de 2017

Morador de sombras..



Morador de sombras..



Donde reside la vida,
tú sueles ahogar el sueño
y esa voz queda, partida,
huérfana de aliento,
entre los pechos sin tiempo
devora hambruna la boca
el manjar de sus deseos;
¡No juegues con esta loba!
que de carne se alimenta
y llena el vientre a bocados,
a bocados de tu cuerpo,
de ti, de su sexo..
por debajo de la tela
que cubre las piernas.


©Encarni Mejides

Vuelvo, de nuevo vuelvo



Vuelvo, de nuevo vuelvo




A escuchar en este pecho..
abismo de voz y viento,
el grito de esa criatura
sin nombre , ni ventura,
desgarrar la piel de sombra
al implorar de su boca,
no calles, no calles..
soy presa salvaje
a los ojos del deseo,
y a la vez pájaro convulso
en el murmullo del mundo,
no desates el nudo
de la vida al sueño
que de nuevo vuelvo
y quiero yacer sobre su cuerpo
desnuda de tiempo.


©Encarni Mejides

miércoles, 22 de febrero de 2017

La fuente inagotable




"La fuente inagotable"



La de estas lunas claras..
poetas de lo infinito
de un celeste suscrito
al verbo de los sueños,
la de esta boca calma
oradora de sinos..
de sujetos perdidos
en los pasos del tiempo,
la de estos dedos hueros
exégetas provistos
de un lenguaje de signos
cuando la voz se apaga,
o la de este hondo pecho
origen de latidos
y lecho de suspiros
fluyendo de la nada
agua, y más agua mana,
manantial de sentidos
abras el grifo que abras.


©Encarni Mejides

Algo en común.




Algo en común.



Comparto el mundo contigo
pues somos del mismo parto..
siendo su vientre distinto
de humanidad concebida,
llámalo vida,
llámalo sino,
no tiene nada de extraño
tomar aliento al unísono,
haber nacido en el tiempo..
donde se persigue un sueño
que es univoco.


Comparto algo tan antiguo
desde que existe universo
y desde que el hombre es hombre
con o sin paraíso eterno,
llámalo lazo,
llámalo afecto,
no tiene nada de raro
porque son tantos sus nombres..
en la voz de los latidos,
y algo en común, su vinculo,
¡En el pecho bendecido!


©Encarni Mejides




domingo, 5 de febrero de 2017

10º




Verso de viento
la piel muda silencio,
es suyo el tiempo.


©Encarni Mejides

A fuera, a dentro..




A fuera, a dentro..


A fuera el mundo, tu mundo..
el vuestro, el de ellos, 
enjambre de insectos ciegos
en un vuelo moribundo,
en un cielo desprovisto
de oxígeno, de su aliento,
banco de peces perdidos
en un mar casi desnudo,
sólo sal, sólo infinito,
los faros blancos del norte
se encuentran al borde..
de un precipicio.




A dentro el mundo, mi mundo
a todos, y a todo ajeno,
verde campo florecido
donde la vida se esconde..
en el impulso convulso,
de un latido, de un suspiro,
nido cálido de viento
asilo del errabundo..
animal antes del hombre,
sueño destino
y  la esperanza retengo
en la cápsula del tiempo.



©Encarni Mejides

viernes, 27 de enero de 2017

Eternos..




Eternos..

La voz que llama..
aliento de un ángel
quiebra el silencio.
Persisten en el aire
los ecos de su verbo.


©Encarni Mejides

¿Y si te acercas?



¿Y si te acercas?


Y partes la ausencia en dos..
echando a un lado el aire
que entre tú y yo se amoldaba
a la sombra de los tiempos,
el alma será un temblor 
que como en tierra de nadie..
alza su voz cercenada
de lo profundo del sueño.


Si te acercas a mí, amor..
podrás oír los frágiles
aleteos de este pecho
en boca de la esperanza,
abrázate a este cuerpo
hasta que se vuelva vorágine..
y desaparezca en el interior..
de esos estanques en calma.



©Encarni Mejides

sábado, 14 de enero de 2017

Aves de paso



Aves de paso


Somos aves de paso
volando un mismo cielo,
de horizontes lejanos
a plena vista,
dos mirlos blancos
sobreviviendo
a la jaula del mundo
en esta vida,
y pasa el tiempo
y volveremos ..
como aquellos oscuros
estorninos de invierno
algún día, algún día..
al alfeizar del viento.



©Encarni Mejides

Amarlo




Amarlo..



Es arrebatar le al tiempo
los segundos que dispone..
al servicio de la noche,
retener entre los dedos
ese sueño que se esconde
en su niebla de recuerdos,
amarlo, amarlo..
es tomar aire del beso
sentir su aliento de viento
latir dentro de este pecho
y hacerlo suspiro quedo
en el roce de los cuerpos,
amarlo, amarlo...
es quitarle a está loca..
la razón de su silencio,
que su nombre agua en la boca
que de su verbo misterio..
deseo y  vértigo,
amarlo, amarlo..
es despojar a las sombras
de su afán bajo las ropas,
y hallarlo desnudo al alba
sobre la piel de la espalda;
¡Cuándo el mundo no se para!


©Encarni Mejides

sábado, 7 de enero de 2017

Coleccionista de Sueños




Coleccionista de Sueños


En este ánfora de barro
y agua clara de la vida,
"hábitat de mariposas"..
de larvas del tiempo ajado,
acopio todos los sueños,
aliento tras otro aliento..
atrapa el viento mi boca
lo lleva hasta su guarida,
"Gruta de las maravillas"
su hueco entre los costados,
que es esta piel , cada palmo
cada parte de una parte..
del todo de este, su verbo,
"Muestrario del sentimiento",
grácil reflejo al detalle.

Tú, eterno coleccionista
conocido atrapa sombras..
habiendo tantos lugares,
tantas quimeras perdidas,
que entre tus manos se alojan,
no podrás arrebatarme ,
¡Los murmullos de este pecho!


©Encarni Mejides