domingo, 27 de noviembre de 2016

Ausencia absoluta...



Ausencia absoluta...



De  lo que fuera todo
y este pecho abarcara,
ya nada queda, nada...
tanto aire llena el hueco..
que dejo entre las vértebras
ese huidizo sueño,
que ahogándose en viento
la voz se le cercena
al labio tembloroso,
y tiene un deje arena
en la garganta muda
esa ausencia absoluta.




Nada, no queda nada..
y su nombre en mi boca
hijo paria del tiempo ,
y su verbo en el vientre.
exigua hambre de loba,
que en lo convulso de mi anhelo
esa fiera no hinca los dientes,
queriendo arrancar la esperanza
que bajo la piel le perdura
a esta vida de desventuras,
vano, huero en los ojos..
y entre los dedos polvo.


©Encarni Mejides

domingo, 20 de noviembre de 2016

Erotismo (Acróstico)



Erotismo


Emerges del abismo..
Recóndito del verbo,
Oyes su grito quedo..
Tú que ocultas el sueño
Ignoto de la entraña
Silente de la nada,
Mordiendo lo prohibido
Objeto del deseo.


©Encarni Mejides

A su frágil levedad




A su frágil levedad 



 Inconstante vaivén de aire..
que en las costillas se aloja
que se antoja entre la boca
y ni mío, ni de nadie.


A su inconsciente deseo
al borde de la garganta..
tártaro de la palabra,
al sediento de los sueños
bebiéndose de los vientos
la última copa del tiempo,
al cántaro de la vida
en lo profundo del pecho
que se quiebra en la mirada
de  la quietud infinita,
y ni suya, ni de nadie
a ese juego no me bailes,
que en ese cuerpo a cuerpo
y entre los dedos se escapa
la levedad de mi sexo.



©Encarni Mejides

domingo, 13 de noviembre de 2016

Palabra a más palabra..



Palabra a  más palabra..



A corazón abierto..
se escribe, se hace verso
se reinventa del tiempo
está mujer de sueños,
que desgrana su pecho
aliento tras aliento
en los labios del verbo,
soy tinta entre los dedos..
soy musa de los vientos,
un frágil sentimiento..
de lenguaje inconcreto,
de nombres y misterios.



©Encarni Mejides

No sabes verlo..



No sabes verlo..



No sabes verlo,
y eres un vagabundo
desandando sus pasos
en la calle del sueño,
y el sueño que se calle
que no le diga al mundo,
cuanto amor, ¡cuánto!



No quieres verlo
y el aire que te sobra
toma a sorbos mi boca,
de la boca del lobo
que alimenta los ojos,
y está cordera de lo eterno
en la mente mora.



No sabes verlo,
más soy flor tardía en las manos..
que teme deshojarse 
al capricho del viento,
no desnudas al tiempo
y en él sigo esperando,
no tardes,¡ no me tardes!



©Encarni Mejides

domingo, 6 de noviembre de 2016

Te quise..



Te quise..



Y lo negué tres veces
aquella madrugada
sin que mi boca
articulara verbo,
sin hacer aspaviento
en la tez del sosiego,
aun  faltándome aliento
en la garganta..
dí a la palabra muerte
en mis entrañas,
y sí, te quise
como a nadie..
con la locura dentro
de saber que ni el tiempo
te hará en mi pecho ajeno,
como a nadie..
con la caricia tibia
y en los ojos la vida,
con los dedos de tinta
y el cuerpo de un poema..
en mi cabeza,
fuimos almas gemelas
como agua y tierra,
un amor imposible..
un sueño eterno,
y sí, te quise..
como a nadie.


©Encarni Mejides

¿A quién..?


¿A quién..?


A quién le ofrezco la boca
y estos besos que le sobran,
antes de que el tiempo cese
en este escéptico mundo,
que el viento regresó mudo
de allá donde la luz muere.



      A quién darle de este pecho
sus más preciados requiebros,
sin que en sus manos se rompan
en un suspiro convulso,
si has de ser tú, voz de sombras;
reniego cualquier indulto.


©Encarni Mejides