domingo, 4 de septiembre de 2016

Donde nadie.



Donde nadie...


Ha llegado, tú llegaste..
como quién tiene pa sí
las puertas del cielo abierta
de par en par,
   colándote por delante
de una hilera de emociones
que hacían cola en el viento
ansiando un hueco en mi pecho,
no preguntes, ni me abordes
   que no sé de las razones
pa que esta mujer de arena
perdiera el norte..
en la brújula del sueño.



Donde nadie, ¡Dónde nadie!
ha rozado, tú rozaste..
como quién no tiene miedo
    y sé sabe bendecido
pa besar la piel del alma
aunque to,  tó el mundo rabie,
   y no, no debo dejarte
sin embargo dejo, y quedo..
en manos de la esperanza
de que no me falte el aire
ni se ahoguen mis latidos
cuando te vayas de nuevo..
por donde mismo llegaste.


©Encarni Mejides