domingo, 1 de mayo de 2016

Cómo existe..



Cómo existe..


Después de tanto tiempo..
no lo sé, no lo sé,
si preguntan, no digo..
pero tampoco lo niego,
es tan incomprensible
seguir sintiendo al viento
susurrarme al oído,
aquí sigo, aquí sigo...
cuando el aire está quieto
y no mece la hierba,
y el silencio es la lengua
que usa entre sí las cosas,
si lo tengo en la boca
en el verso que rompe..
no lo sé, no lo sé,
quizá no lo recuerde
o esté pecho no quiere..
notar más sus latidos,
como da golpes, golpes..
bajo la carne de Eva.




Cómo está aún en todo
no lo sé, no lo sé,
si lo dicen, lo asiento
pero a la vez lo olvido,
es tan inconcebible
seguir viendo su rostro
en los espejos ciegos, 
en frente, en frente mía,
cuando oscurece el día
y la luz se hace esquiva,
y las horas son sombras
que tiñen las paredes,
si lo noto en los dedos
en el pulso de vida,
no lo sé, no lo sé,
tal vez tanto no duele
o me hice tan de tripas...
corazón que no siente,
que no sé cómo existe,
¡Dentro de está mujer!



©Encarni Mejides