domingo, 8 de mayo de 2016

A humo de pajas


A humo de pajas 



Es que ésta boca
no deja de hablarle
a una quimera
que es de ceniza y viento,
y se engaña ella sola
al tomar sorbos de aire,
como si estos pudieran
sustituir la falta
del aliento que escapa
en esa constante vorágine..
de respirar instantes.



Como a tontas y a locas
es primero nombrarle
y después morderse la lengua,
cuándo de hecho no quiero
aunque a callar me aboca
éste tiempo de frágiles,
de palabras de arena..
de volátiles esperanzas,
cómo ahogar en la garganta
sin saliva, ni un ápice..
¡Un verbo tan grande!




©Encarni Mejides