sábado, 9 de enero de 2016

En el centro.





En el centro...



Justo ahí, en medio de todo,
en el centro de ese centro..
donde la vida toma sentío..
y tiene un porqué el quejío,
aunque ausente siga el sueño,
y no tenga quién le deje un hombro,
para desahogar el tiempo.


Ahí, en el corazón del silencio
bajo está piel que retiene
y  se conoce al dedillo,
el calor de sus labios malditos,
aunque sea de inconsciente...
el tenerlo a puro nervio,
en el centro de lo que siente.



©Encarni Mejides