domingo, 29 de noviembre de 2015

¿Y tú acaso me recuerdas?




¿Y tú acaso me recuerdas?



Así, como aún yo lo hago
después de incluso dejar abierta
la puerta de la memoria
por si marchaba el pasado,
de alguna forma, de todas 
de a ratos, o entre retazos
y ahí sigues ocupando
el espacio de sus sueños,
rasgando bajo el costado
la esencia de la magnolia
y su traje de promesas,
¡Con la misma intensidad!
que el sol despeina a la sombra,
con la misma pasión que despierta
la tibieza de unas manos
en la desnudez del cuerpo,
como un pellizco de arena
en la entraña de este verbo,
con la misma inquietud que la vida
acude en un suspiro a está boca
y se desvanece en el aliento
si le falta la esperanza,
con el mismo brío que el latido
se desboca en este pecho
si el viento trae consigo..
en su garganta..
el hilo de tu voz a mi lado.




©Encarni Mejides