domingo, 18 de octubre de 2015

Ya no duele, ni me dueles.



Ya no duele, ni me dueles.



Indolente me hice al tiempo,
a sus horas brunas, muertas,
y silenciosas,
y en los labios suena extraño
el murmullo de tu nombre,
si se escapa entre los dientes
al tomar aire este pecho,
ya no duele en el costado..
ese al cual te abrazabas de noche,
sentir el tacto frío de la nada,
bendita, bendita sea,
que de entre todas las cosas,
no engaña, es sólo eso, ¡Nada!




Ya no duele, ni me dueles
de espinas como las rosas
he llenado el jardín del aliento,
enredando en madreselva
cualquier latido turbado,
al recuerdo  vagamente 
escondido en el halo de un sueño,
no me dueles, no te miento..
y a mi misma, llamo  loca..
que es de boca para afuera,
por dentro me está matando,
tanto silencio, y a ratos..
bajo ese tul de desdén,¡Me dueles!


Encarni Mejides©2015