domingo, 26 de julio de 2015

Y vienes..




Y vienes..


Sin ser llamado,
sin que te nombre mis labios,
Como quién no quiere la cosa
a despeinarme la memoria
con una sonrisa puesta,
con esa mirada de azules
que se adivina infinita.



Y llegas tardo,
sin premura en ese diario
que pone en orden a las horas,
a desnudarme de historias
el alma de la quimera..
con tus dedos de certidumbre,
con tu abrazo de cercanía.


Y vienes..
Y me desordenas la vida,
como quién no quiere la cosa,
poniendo todo pata arriba.


©Encarni Mejides