miércoles, 20 de mayo de 2015

Guárdame el tiempo




Guárdame el tiempo




Aquel que sólo fue nuestro
y que más nadie conoce,
ese que sabe de nombres
de lugares, de momentos
del tanto de sensaciones
que aún colma a este pecho.


Guárdame el tiempo,
Guárdamelo,
aquel que se hizo recuerdo
en los párpados del sueño,
ese de besos furtivos
en las mejillas del viento.



Aquel de abrazos no dados
y que se fue de las manos,
el que reposa en la boca
lleno de palabras rotas
de aquello que nos callamos
quizá en un impulso vano,
por si la vida nos junta
cuando se quede desnuda.



Guárdame el tiempo,
Guárdamelo.



©Encarni Mejides