domingo, 29 de marzo de 2015

Lo más natural.




Lo más natural.




Después de tanto, tanto tiempo
de que sus labios se callaran
y no dijeran más mi nombre,
sería que el olvido acampara
a sus anchas en este pecho,
que este se atuviera a las razones,
pero que puede hacer contra eso..
una caja de sangre y alientos,
de latidos, de viento, de alma,
reducto donde el sueño es goce
y a su vez locura, tormento.






Lo más común siendo un recuerdo,
un difuso rostro, una mancha..
cuya voz se ahogó en la noche,
sería que se difuminara..
en el azogue del espejo,
en la refractante luz deforme
de una rendija en el cemento
que al punto meridiano del verbo
el sentimiento no danzara
su propio baile de ilusiones,
ajeno a los del pensamiento.



©Encarni Mejides