lunes, 2 de marzo de 2015

En los labios...


En los labios...




En los labios muerdo su nombre
que se lo lleven  tó los diablos,
esos que me rondan de noche..
y tienen de su parte al tiempo,
en su cadena de favores.



Al tiempo, abogado de nadie, 
le pase esa causa perdida..
de sacarme de las entrañas
esas mariposas tan frágiles,
que partida tome la vida
en el juego de dar sus alas
al mejor postor que las compre,
lavándose después las manos..
que de eso sabe hasta los hombres,
pero que me deje en el pecho
último reducto de insomnes;
¡una bocanada de aire!
aire, ese aliento a la medida..
a la medida en la garganta,
y que en los labios no me baile.



No me baile el agua, no ahogue
el peso de esos largos años,
lo amargo de su dulce nombre..
que se lo lleven tó los diablos;
¡Esos que me rondan de noche!


©Encarni Mejides