domingo, 8 de febrero de 2015

Deseo, es deseo..




Deseo, es deseo...



Sentirlo de nuevo
en mi pecho,
en mi fuero interno,
en esté fiel cántaro
de agua y barro, 
falto de algo...
de alientos, de sueños.


Y es deseo
lo que grita dentro,
a ratos su nombre
o son sólo golpes, 
los latidos
de un verso mordido
en el labio a fuego.



Silencio anudado
debajo del regazo,
en los manos,
deseo es deseo..
nacer beso..
de la aurora al viento,
en el tiempo exacto.


©Encarni Mejides