viernes, 9 de enero de 2015

A ciegas..




A ciegas...




A ciegas, deslumbrada
aunque a oscuras ande el tiempo
los caminos de la fortuna,
así, que basta el tacto de agua
deslizándose en las mejillas
y el beso de sal en la boca
para desahuciar de este pecho
cualquier sensación del ayer,
además de borrar su nombre
del cuaderno de las historias,
¿Cómo matar sus sensaciones?
cuando me hacen sentirme viva,
¡no puedo!, si ver es creer
no quiero perder la esperanza
en cualquier paso de las hojas,
que bajo los párpados, alba..
y en la memoria luz sin sombras,
llámame ilusa,terca o loca
sin conocimiento, ni miedo..
mujer temeraria de sueños
de mundos ajenos, de brumas
de silencio turbado, herida,
de voces  mudas en papel,
que a ciegas, siempre a ciegas...
vaga las esquinas del viento
atrapando entes en sus dedos,
aunque él siga en sí, ajeno.


©Encarni Mejides