domingo, 27 de diciembre de 2015

Después de todo.



Después de todo...



 Continua amaneciendo
como cualquier mañana,
nada ha cambiado, nada,
la luz llega, se queda,
y puede ser que tu voz calle
junto al sueño de anoche,
pero serán instantes,
tiempo, sólo eso, tiempo,
porque siempre regresa
cuando los párpados se encogen,
hablando en susurro de agua
como desde un abismo
al que asoma la luna
hallándose desnuda,
al borde de su filo.



       Y es que después de todo
sigo contando inviernos,
restando primaveras,
a un calendario roto,
y la vida en los hombros
y el destino en la cuerda,
pero si te recuerdo..
sólo si te recuerdo.


©Encarni Mejides

sábado, 19 de diciembre de 2015

Sigamos amándonos.



Sigamos amándonos.


Como si no hubiese tiempo..
ni pasado, ni futuro..
sólo tú y yo en este mundo
de vagabundos sin sueños
de locos, poetas y cuerdos.


Sigamos como tal cosa
bailando bajo la luna
y sobre la cuerda floja,
que el silencio no se rompa
para hacerle al día burla.



Si tú me sigues, te sigo..
si nuestra vida es un vértigo
en el hueco del latido,
un desgarro en el ombligo..
de ese universo soberbio,
que lo inventamos a medias
y se desdibuja a veces
en el iris de un diciembre
de un año más de vivencias,
amándonos sin urgencia.



©Encarni Mejides

Este abismo que me habita..




Este abismo que me habita..



Que en sí mismo, soy yo misma
tan insondable hasta el punto
de serme extraño su profundo
tártaro de amor y heridas,
el  pozo oscuro al que asoma
la memoria de la vida,
y la palabra en la boca
sabe a sal, a piel mordida.




Este abismo en las entrañas
del que desconozco tiempo..
pero siento entre los dedos
como late y se desgarra,
es tan inmenso que no hallo..
ni me hallo en su sima negra,
y mi voz se vuelve arena;
¡Al llamar al otro lado!




Que incomprensible su mundo..
el mío, el de oculto sueño..
entre el hilo del aliento,
el del vértigo convulso
el de la garganta trémula
cuando pronuncia su nombre
y se hace eco sin razones,
en su oscuridad perpetua.



©Encarni Mejides



sábado, 5 de diciembre de 2015

Escribiré en el aire.



Escribiré en el aire...



Un verso que lleve tu nombre,
y hable de esta locura mía..
canjeando con este tiempo
lo que me resta de la vida,
por prestarme una, una sonrisa,
en el azogue del espejo...
de la inconsciencia sin silencio,
cuando desfallece la noche
en manos del día.



Escribiré con estos dedos
pájaros del sueño sin rumbo
en un celeste casi extinto,
por que le porfío al latido
cada golpe dentro del pecho,
o la suma de mis axiomas
tienen o no sentido ,
cuando arde todo el cuerpo
con la pasión de tu recuerdo.


©Encarni Mejides


domingo, 29 de noviembre de 2015

¿Y tú acaso me recuerdas?




¿Y tú acaso me recuerdas?



Así, como aún yo lo hago
después de incluso dejar abierta
la puerta de la memoria
por si marchaba el pasado,
de alguna forma, de todas 
de a ratos, o entre retazos
y ahí sigues ocupando
el espacio de sus sueños,
rasgando bajo el costado
la esencia de la magnolia
y su traje de promesas,
¡Con la misma intensidad!
que el sol despeina a la sombra,
con la misma pasión que despierta
la tibieza de unas manos
en la desnudez del cuerpo,
como un pellizco de arena
en la entraña de este verbo,
con la misma inquietud que la vida
acude en un suspiro a está boca
y se desvanece en el aliento
si le falta la esperanza,
con el mismo brío que el latido
se desboca en este pecho
si el viento trae consigo..
en su garganta..
el hilo de tu voz a mi lado.




©Encarni Mejides

domingo, 22 de noviembre de 2015

Amante ajeno


Amante ajeno..


Tú, que fuiste carne y verbo,
en mis manos, en mis dedos..
cántaro donde mi boca
saciaba la sed de besos,
y la entraña de la loba...
el hambre de sus deseos,
bajo la luna, en las sombras
de un tiempo extinto en el diario,
ese que guarda el secreto
el cierto, el imaginario..
aquel del jardín del limbo,
de los que se aman perdidos.



Tú, querido, amado sueño...
en los párpados del viento,
donde vuelan las palomas
en círculos, en rodeos..
de las cosas, de las formas,
ahora que me eres ajeno..
punzada, espinas de rosas..
en el pecho del silencio..,
fuego que le falta aliento..
y se lo consume el vértigo,
¿Cómo callo los latidos?
¡Cómo ahogo su sentido!


©Encarni Mejides

domingo, 15 de noviembre de 2015

(Re)cordé




(Re)cordé



Que está medio en sus cabales
es que  nombra y te (re)nombra
en el filo de la boca,
y se basta de un sólo prefijo
para cambiar de forma las cosas,
¿Cómo te( re)hago de sueños?
en la materia del tiempo,
esa que (re)tengo entre los dedos,
porque (re)niego el olvido,
porque (re)poblar de instantes...
quiero lo que se queda vacío.



(Re)capitulé que en muchas partes..
albergas en este cuerpo,
que si desahuciarte quiero
por (re)sentir el latido
por (re)henchir de aire este pecho
cuando a la memoria acude
un fragmento del recuerdo,
en un "paréntesis" de la vida
¿Cómo (re)uno las mitades?
(re)buscando quizá las perdidas,
¿Entre mis incertidumbres?



©Encarni Mejides

domingo, 8 de noviembre de 2015

¡Aquí!




¡Aquí!



Y sigo aquí,
contando los latidos
de este pecho mortal,
que anhela para sí..
un sueño tan eterno
como esquivo del tiempo,
un bendito suspiro
de destino fugaz.





Aquí,sí, aquí...
acariciando el aire
del vacío a la boca,
intentando sentir
que debajo la ropa
y entre los dedos 
hay algo más que aliento,
o quimeras de frágiles.





Y sigo aquí,
mordiendo del silencio
de su carne agridulce
hambrienta de palabras,
en el medio
de una vaga esperanza 
que nace y se consume
en mí,...en mí.


©Encarni Mejides

Llegas con la lluvia.




Llegas con la lluvia



Y no vienes sólo..
contigo traes la nostalgia,
que viene descalza y mojada,
con sus manos frías,
con su voz ahogada...
de gorgoteo a gorgoteo
casi entrecortada,
bajo el umbral de los recuerdos
espera en sus sombras
a que este pecho le de paso,
calando los huesos,
empapando el alma,
como si tuviera goteras 
el tejado de la memoria,
o es que de agua hiciste los sueños
sin darme ni cuenta
en la clepsidra de las horas.




Llegas con la lluvia...
y sin más te cuelas..
e inundas el hueco
donde el aliento tiene vida,
que garganta arriba
en la boca te hace aguacero
de palabras rotas..
desbordadas entre los dedos,
y en esa intemperie..
se tornan tan débiles
en sus surcos sin más mañana,
no me sirve el paraguas de hojas..
si no amainas dentro.



©Encarni Mejides

domingo, 1 de noviembre de 2015

Luz



Luz..




¿Te has desprendido de este alma?
o ya habitabas mucho antes el aire
como incorpórea  estela
danzarina entre los dedos..
y en el  iris de mis niñas,
¿Cuánto tiempo llevas fuera?
que no acertaba esta ciega
a hallarte aunque te buscaba
en su mundo de sombras frágiles,
en el hogar de los sueños,
en el puente de regreso
hacía esta y la otra vida,
la pasada, la vivida.



Si estuviste siempre dentro
y soy  la que te  refleja
en el espejo del día,
¿Porqué te vas y me dejas?
como huyes bajo la puerta..
cuando le nombro en voz baja,
acaso es que a él regresas
dejándome sin aliento
y a oscuras este pecho,
no lo olvides, si lo besas
y a mí  te vuelves herida,
no le eches la culpa a nadie,
amarlo es una vorágine.



©Encarni Mejides


domingo, 25 de octubre de 2015

Entre tú y el silencio...



Entre tú y el silencio...




Hay un reguero de sueños..
como el que deja la lluvia ..
a cualquier hora de invierno,
que se han ido derramando
gota a gota con el tiempo..
en una íntima tertulia
entre el papel y las manos,
y en un tendido de versos
aireándose en el viento.



Entre tú y el silencio..
tengo un cajón de palabras
revueltas con los latidos,
al resguardo de la sombra
y en el fondo del aliento,
cortando al pájaro el ala..
que espera inquieto su vuelo
en el filo de esta boca,
nutriéndose de recuerdos.




Entre tú y está amalgama
mitad carne, mitad alma ,
hay afonía, hay habla..
un lenguaje de miradas
y de otras realidades 
que no acierta a desnudarse,
ante la frágil promesa
de una esperanza tan vaga..
como a la vida de opuesta.



©Encarni Mejides

domingo, 18 de octubre de 2015

El mismo cielo y tan distinto.



El mismo cielo y  tan distinto.




El mismo oxígeno , el mismo cielo
sin embargo a él le sobra..
y a mi me falta el aire,
en el hueco del pecho,
aunque el viento me baile
entre el pelo y  la ropa
a quedarse no viene dispuesto,
¿Qué hago si a esta boca?
su infinito silencio..
la deja sin aliento.



Y cierto que es el mismo celeste
y a la vez lo siento tan distinto,
que a él se le amanece
como un espejo diáfano,
a mi penumbra , noche sin  luces,
pues me habita en los párpados
una extraña quimera de azules
que a ratos languidece,
abocando a sus pájaros
a volar a ciegas sin destino.



Encarni Mejides©2015

Ya no duele, ni me dueles.



Ya no duele, ni me dueles.



Indolente me hice al tiempo,
a sus horas brunas, muertas,
y silenciosas,
y en los labios suena extraño
el murmullo de tu nombre,
si se escapa entre los dientes
al tomar aire este pecho,
ya no duele en el costado..
ese al cual te abrazabas de noche,
sentir el tacto frío de la nada,
bendita, bendita sea,
que de entre todas las cosas,
no engaña, es sólo eso, ¡Nada!




Ya no duele, ni me dueles
de espinas como las rosas
he llenado el jardín del aliento,
enredando en madreselva
cualquier latido turbado,
al recuerdo  vagamente 
escondido en el halo de un sueño,
no me dueles, no te miento..
y a mi misma, llamo  loca..
que es de boca para afuera,
por dentro me está matando,
tanto silencio, y a ratos..
bajo ese tul de desdén,¡Me dueles!


Encarni Mejides©2015

sábado, 10 de octubre de 2015

Estas manos.



Estas manos....



En un ademán de súplica
se  resisten ofrecidas..
como un par de golondrinas
perdidas en un invierno,
esperando unas migajas,
un poco de aire, de lluvia
algo que le haga saber..
que la primavera se anticipa
y vuelve  reverdecida,
a quedarse entre sus palmas.




Estas manos  que acunaron..
entre sí, ángeles sin alas,
aunque parezcan vacías,
cuenco sin frutos de vida,
tienen tanto aún por  dar.
tantas caricias sin marchitar..
tantas palabras escritas..
que aguardan entre sus dedos,
como huérfanas desvalidas;
¡Un hogar para sus sueños!


©Encarni Mejides

domingo, 4 de octubre de 2015

El Porqué escribo.




El Porqué escribo.



E hice del verbo sentir
un garabato de versos,
tiene su porqué, lo tiene..
en la constante que late..
late, dentro de este pecho,
que quiere decir su anhelo
y el aliento no le sale,
ni de otro modo se atreve,
a dejarlo ir, a dejarlo ir,
a ver si llega hasta ti,
a tu lejano secreto.




Por la razón de que te quiero
no pude ni con el tiempo,
sacarte de mi cabeza..
del trastero de sus sueños,
los que en estos dedos vuelan
y sobre el papel se estrellan,
y tal vez tú, ni te enteras,
o yo que sigo tan ciega,
e inútil desnudo el alma
deshaciéndola en palabras,
con la esperanza que vuelvas.



©Encarni Mejides



domingo, 27 de septiembre de 2015

Pídeme cuánto desees..



Pídeme cuánto desees...



Que a escuchar viene dispuesta
desde tierras extranjeras,
lo que tus labios anhelan...
esta mujer de agua y arena,
está ánfora de promesas..
de palabras, hija de Eva,
vientre de esperanza nueva.



Díme, que deseas hombre,
en mis manos tengo un cofre
de céfiro de pasiones ..
de un hueco hecho jirones,
que se te ofrece en la noche..
en el tiempo y en el nombre
de los amantes insomnes.





Pídeme cuánto desees,
estoy tejida de presentes
y de un amor tan ferviente,
que camino  ciegamente..
los recónditos vergeles
hasta tu dogma de ausentes;
¡Así me llamen hereje!



©Encarni Mejides


jueves, 24 de septiembre de 2015

En donde estés.




En donde estés..



Quiero creer que no me olvidaste
al igual que yo no lo hice,
y cierto es que el tiempo pasa
y nunca es en balde ,
se cobra de lo vivido
se lleva lo más frágil consigo,
quizá por ser nos prohibido
su sueño se haya desvanecido,
entre lo real y  lo imposible..
en la distancia que gasta
poco a poco la esperanza.


En donde estés sigo siendo parte..
de ti , como tú de ese aire
que tomo cada mañana,
negarlo es irle en contra al latido..
como dejarlo huérfano, perdido,
parte de ti , de más nadie..
pues te llevo en las entrañas
y arrancarte es morirse de frío
y al igual ya no sientes lo mismo..
quiero pensar que sí lo haces,
que nunca seré un vacío.



©Encarni Mejides

jueves, 10 de septiembre de 2015

He vuelto.



He vuelto..



Y si te como a besos
pá que no me preguntes
por tó este tiempo,
que más da donde estuve
he vuelto compañero..
he vuelto,
déjame que en tu aliento
olvide, olvide,
las cositas que tiene..
que tiene esta vida agridulce,
ya sé que no debemos
ya sabes que te quiero,
no cabe en este pecho
otro nombre, ni credo,
ni labios que se ajusten
a esta boca de viento.




He vuelto compañero,
he vuelto,
y dudo, no lo dudes,
pero en tu cuerpo 
vengo ahogar mis inquietudes
aunque me falte el aire,
aunque lata en la sien
el pulso de mis miedos,
déjame tocar con los dedos
ese pedacito de cielo,
enredarte en mi pelo 
y al vestido de este deseo..
que llevo puesto,
sé que no debo, 
sabes que quiero,
la locura es un juego.



©Encarni Mejides

jueves, 3 de septiembre de 2015

Lunario.



Lunario..




Siete días, siete noches
siete soles, siete lunas,
y un rosario de ventura
en la boca sin cordura,
nombrando sólo tu nombre,
una semana tras otra,
se hacen meses, se hace un año..
enero, febrero y marzo
un invierno entre mis manos,
un pretexto de letargos
para acallar a la loba,
que la primavera ronda
esa piel bajo la ropa,
como furtiva ladrona,
abril, mayo y junio,
me llueve sobre mojado
y la vida sale al paso
del latido en el costado,
¡Ay! julio, agosto, septiembre
renuncio a todo, renuncio,
que me lleve el mar al último..
horizonte del celeste,
para contigo perderme,
que luego octubre y noviembre
vendrán con su manto de hojas,
de melancolías malvas..
para que al pecho las borde,
y a la cola ese diciembre
silba al viento que se acaba,
un año más sin ti, pasa,
en el lunario de mi alma.


©Encarni Mejides



martes, 25 de agosto de 2015

9 º


Fotografía by Night Dew


Deshojaré margaritas..
como cuando era una niña,
como detener el tiempo
en sus pétalos de sueños,
y entre los dedos,
de no quiero, de sí quiero
sabe la boca del viento,
y de acertijos la vida.

©Encarni Mejides



Vuelvo, siempre vuelvo.



Vuelvo, siempre vuelvo..




A ese punto de encuentro
entre sus almas y la mía,
al paraíso de palabras
donde el tiempo se queda..
congelado en cada una de ellas,
y traigo pequeña la boca
como quién sabe de silencios,
como quién cuenta sombras,
lo sé, no importa,
esta memoria se despierta
de su letargo de rutinas,
al vagar de puntillas
con mis pupilas 
cada línea de sus versos,
cada rincón de un alba..
de una luz que nunca se apaga
y reconforta.



Y vuelvo, siempre vuelvo
a llenarme este pecho..
bajo su piel de frío
de emociones de viento,
a corazón abierto..
hacerle sentir vivo
en cada uno de sus latidos,
en cada uno de sus sentidos,
y vuelvo, hallando la alegría
en ese patio de las musas
como si nunca me hubiera ido
aunque estuve perdida
en un mundo de dudas,
con las manos vacías
a recargar la pluma
a un hálito de vida,
entre sus almas y la mía.


©Encarni Mejides

domingo, 9 de agosto de 2015

Destinados a entendernos



Destinados a entendernos



Aunque tú seas fuego
y yo hielo,
y ambos seamos... 
extraña hábitat de almas,
mitad verano, mitad invierno,
medio calor, medio escalofrío..
en los dedos,
en el cuerpo,
dentro del pecho,
aunque incendies el sueño
y yo apague su tiempo,
y ambos seamos..
insólita batalla,
uno es paraíso , otro infierno,
uno sosiego, otro indómito
en la boca,
en las formas,
bajo las ropas.




Aunque seas silencio
y yo verso,
y ambos seamos
huérfano lenguaje en la garganta,
mitad rumor ,mitad desaliento
medio oxígeno ,medio suspiro
en la sangre,
en la carne,
de los amantes,
aunque pidas de nuevo
yo lo niego, 
y sé que ambos
estamos destinados a entendernos,
que poseemos un equilibrio
en los hábitos
en el diario,
de los latidos.



©Encarni Mejides

lunes, 3 de agosto de 2015

Caminos



Caminos..



Los andados,los que andaré
los que quedaron en intento
y esos en los que quizá nunca..
dejen alguna huella mis pies,
de los primeros en el tiempo 
poco recuerda está mujer..
apenas retazos de cielos
en los párpados de la bruma,
en el desván de la memoria,
de los segundos nada sé..
ni horizonte, ni sus kilómetros
ni siquiera si estará en la órbita
dónde gira la luz del sueño,
aquella que este pecho busca,
de los que quisé hacer, doy fe..
palabra de Eva, que ilusoria..
alma la mía, ser de anhelos
trató de ir a lo que a oscuras
está en los umbrales del viento,
y de los que pueda tal vez..
no ser caminante en mi historia,
en el cuaderno de los versos
de esta letrista de la luna,
serán vías a puentes ciegos.




Hay caminos hechos, 
otros por hacer..
y una vida en ellos,
en uno quedaste..
y a él siempre vuelvo.


©Encarni Mejides


domingo, 26 de julio de 2015

Estalla.



Estalla..



En la caja de los latidos
una tormenta de recuerdos,
y me llueve sobre mojado
en los charcos de la memoria,
que no se escape de mi boca..
el estruendo que rasga el pecho
partiéndolo en dos, en el grito
de un verso que lleva su nombre,
dulce escalofrío su aliento..
que fue viajero de este cuerpo..
tan conocedor de sus manos,
¿Cómo renegar de la gloria?
de la cálidez de su abrazo
calma en la entraña de los tiempos,
si siento como se abre paso
en el torrente de las venas
y parte todos los esquemas..
de negarte dentro de mí, hombre,
inútil arrebato en contra
que me estalla en los dedos, 
es el anhelo de hacer cierto
ese sueño de agua y viento.


©Encarni Mejides

Y vienes..




Y vienes..


Sin ser llamado,
sin que te nombre mis labios,
Como quién no quiere la cosa
a despeinarme la memoria
con una sonrisa puesta,
con esa mirada de azules
que se adivina infinita.



Y llegas tardo,
sin premura en ese diario
que pone en orden a las horas,
a desnudarme de historias
el alma de la quimera..
con tus dedos de certidumbre,
con tu abrazo de cercanía.


Y vienes..
Y me desordenas la vida,
como quién no quiere la cosa,
poniendo todo pata arriba.


©Encarni Mejides

domingo, 19 de julio de 2015

En él....




En él....



En su boca de agua, de cimas..
sin que le falte a este pecho
el aire que infla sus pulmones,
ahogarme puedo hasta que muero,
sentirlo pues morir en sueño..
es renacer luego de nuevo,
al alba, al abrir las pupilas,
esas que en él buscan su norte
y una estrella quizá perdida
entre dos mundos paralelos.




En su aliento que lo hago mío..
eterno inquilino de viento
entre las vértebras del verbo,
aspirar puedo hasta que vivo,
notarlo pues vivir al tiempo
en las venas tanta quimera..
de éter, se hace trago de arena,
y aunque pueda resultar desierto
ese cántaro de los besos,
de él bebo, en él pierdo el sentío.



©Encarni Mejides

domingo, 12 de julio de 2015

Libertad



Libertad


Cuán divina utopía eres..
me haces creer que te tengo
y en verdad nunca te tuve.


Ahora sé que jamás dije
si fue mía en está boca,
o de su jaula de grillos
en la garganta de sombras
salió alguna suspiro
en su nombre, en los tantos..
y muchos que te define,
si hice de todo silencio
pá no levantar ampollas
en esos que alzarse dicen
dándose un  golpe en el pecho
que tiran piedras primero
y esconden luego sus manos.



Creí más jamás fue libre
en está memoria de horas...
algún pájaro perdido,
ni tuvo sus alas rotas..
para quedarse en su nido,
cuanto hastío me he tragado,
cuanto de agua,  cuanto de aire..
que quererte sin remedio
sólo me sabe a derrota,
no hay horizonte posible
a estos ojos soñolientos..
aunque arrancar quiera el verbo;
¡Eres grito amordazado!



©Encarni Mejides

domingo, 5 de julio de 2015

Abrázame...



Abrázame...





Ciñeme antes que este cuerpo
se enfríe sin el incendio
     de tu recuerdo
y en las venas el invierno..
    se haga derrota,
    o de esta boca
escape el último aliento
ese que entre las costillas
   "bastión de musas",
  es verbo de mi ventura
  de la caricia bendita.




Y no preguntes de tiempos 
o que fue de ese silencio
   dentro del pecho...
en el hueco de los sueños,
     hazlo no importa
que tus manos sean sombras
o tu cuerpo tul de viento
   sobre esta alegoría 
      a la locura
  a la alegría desnuda
 de sentir en ella vida.






Abrázame como el ciego
a la nada, a su misterio..
    a su secreto, 
   hazlo sin miedo..
al vértigo de las olas
en las yemas de tus dedos,
al latir que se desborda
    bajo la ropa.
   como el profeso 
a la esperanza perdida;
¡A su tierra prometida!


©Encarni Mejides

sábado, 27 de junio de 2015

En las manos..




En las manos..



En un mar de horas
el barco de los versos,
viaja sin rumbo.


©Encarni Mejides

Al mirar



Al mirar




Si al mirar, no la ves
o te parece ausente,
¿Dónde orbitan tus lunas?
¿En que estanque se agitan?
tras que cortina de agua..
se halla escondida
y se hace pequeñita.




Si la tienes en frente..
y se desaparece,
¿A qué abismo te asomas?
¿Porqué arrimas la sombra?
cuando el tiempo visita
el hogar de tus niñas,
y el sueño se detiene.





Si al mirar,no la ves
debe ser que no quieres,
ella no se esconde de nadie
aunque resulte transparente,
y no son tan profundos
esos, sus dos pozos de mundo,
¡Quizá cuando la lluvia amaine!
quizá entonces vislumbres
el brillo de unas luces,
aunque sea por un segundo,
sobre la superficie..
que de ambos son símiles.



©Encarni Mejides

domingo, 14 de junio de 2015

Enemigo íntimo..




Enemigo íntimo..




Me conoce como a mi misma...
tanto o más de lo que quisiera,
a los entresijos del pecho
y  de sus miles de batallas
en negar lo que muerde el alma,
opuesto a esta piel de tiempos
curtida en heridas, en vida..
raya la ausencia y el  deseo
en las entrañas de los sueños...
entre las yemas de los dedos.



Sabe de la boca, de su isla..
de su aliento de agua y arena,
de cada palmo de este cuerpo
hostil al tacto de la sombra..
como fiera, como una loba
protegiendo su territorio,
de su apetencia, de las mías..
antes me lleven los demonios
que a caer en el limbo eufórico
en el sentido de lo indómito.


©Encarni Mejides

viernes, 5 de junio de 2015

Alma



Alma,


Tú que estás hecha de primavera ,
tejida de albas, de hierba fresca,
no dejes que a ti vengan las sombras
como viene el suspiro a la boca.


©Encarni Mejides


A besos...



A besos...



Y si le coso a besos
las heridas al tiempo,
quizá regrese el sueño
sin su latido roto...
a bailarme en los ojos,
a este pecho sin tiento
desprovisto de alientos
de un poco de aire nuevo.



Si a besos recompongo
cada parte de un todo,
podrá volverse gozo..
en los labios resecos
beberse sorbo a sorbo
una taza o dos de silencio,
porque tanto recuerdo
se deshace en hilo poético.





Y si a besos le como..
la boca al miedo,
tal vez mude su vértigo
a otro sitio, otro cuerpo,
que no es ningún misterio
el verso tembloroso..
entre mis dedos,
tiene un nombre, un deseo.



©Encarni Mejides

jueves, 28 de mayo de 2015

Vivir



Vivir..




Con el latido en el labio
de este corazón a medias,
ni mío del tó,tampoco de nadie..
a pedazitos de ausencias
desperdigados al aire,
y los pulmones vacíos,
y la memoria tan llena,
que me sangra los recuerdos
en las yemas de los dedos,
en los papeles de arena.



Vivir,ni es mucho, ni es ná
con la esperanza prestada..
a falta de primaveras
y a sobras en esté pecho
de tantos, tantos inviernos
aletargando quimeras,
ni trae cuenta, ni a cuento..
viene que el tiempo desnude
las marcas de está mujer,
las que le cuesta olvidar.





Con la razón tan perdida
que la niego hasta tres veces
y si la encuentran no es mía,
ni la quiero, ni la quise de siempre,
pá los cuerdos el futuro
pá ellos los tiempos que vienen,
pá mi vivir que no es poco..
a ratos en este mundo
y a momentos en ese otro,
donde se quedo la dicha.


©Encarni Mejides