martes, 28 de octubre de 2014

Si te marchas...



Si te marchas..



Llévate contigo...
mi memoria de agua.


Que la nada quede, nada..
en ese hontanar donde manaba
el inmenso caudal de recuerdos,
porque tantas gotas derramadas
se hicieron sal en la boca,
como rocío de madrugada
sobre la piel de la sombra,
en el jardín de los sueños,
que lo prefiero seco.



Si es que te vas
llévate contigo...
mi esperanza párvula.



Que se abran de una vez, se abran
las ventanas ciegas de mañanas
al horizonte despierto,
tanto sentía crecer las alas
en la espalda de las horas..
cuando el viento la tocaba,
como crujir las vértebras rotas
si los pies pisaban suelo,
que de par en par las quiero.



Si te marchas
llévate contigo..
esta alma sonámbula.



©Encarni Mejides