jueves, 2 de octubre de 2014

Bastó un segundo...



Bastó un segundo...



Uno sólo de tantos de ese tiempo
para que bajo aquellos pies cansados..
de repente se detuviera el mundo,
el cruze de una mirada perdida
y atrapada en los párpados del día
para anhelar quizá toda la vida
haber sido el sueño desnudo..
de ese estanque cristalino,su ondina,
la primavera entre las manos
de un otoño del verdor despojado..
que sin embargo poseía intacto..
el encanto de sus secretos.




Uno sólo,un efímero momento
que el viento transitará por mi lado
con su cántico de susurros ,
el leve roce de la dicha
para despertar la sonrisa..
en está mujer de una niña
escondida en el último reducto
donde salvaguardó su fantasía,
bastó un segundo,un latido alocado
para viajar siempre al pasado
a ese sitio,el bosque encantado..
de las mariposas del pecho.


©Encarni Mejides