sábado, 26 de julio de 2014

Y el sueño, sueño será...


Y el sueño, sueño será..




Si parecías tan cierto,
al alcance de los dedos..
¿cómo podías no ser ese verbo?
de carne,de hueso y deseo..
que sentía entre mis brazos
temblando bajo las sábanas,
o el suspiro al otro lado
de la espalda de la cama
que queda sobre la almohada
cuando la noche tímidamente huye
del rubor de la mañana,
si acaso fuiste mero transeúnte
en la boca de los vientos..
en los cristales del tiempo,
¿Cómo podías no ser aquel hombre?
que entre sombras desnudaba
cada palabra del alma,
o el palpito de emociones 
patente dentro del pecho,
aunque tenerte en las manos
creyera está pobre ilusa,
no eras materia, ni barro
sólo un aliento hecho musa,
mucho el corazón se empeña
y el sueño, sueño será.


©Encarni Mejides