lunes, 5 de mayo de 2014

Vivirte..



Vivirte...



Habitarte de pies a cabeza
de la casapuerta a la azotea..
donde anidan pájaros de anhelos,
ser la única inquilina que ronda
las habitaciones de la memoria
y corretea como chiquilla
el patio de la alegría..
ese justo en el centro del pecho
donde se arremolina el aliento
al sentir la caricia del alba.





Albergarte ahora, para siempre..
de las entrañas a la garganta,
en tu boca como la palabra..
aunque tenga que ser como ocupa,
que ya cobrará el casero del tiempo
sus recibos en desilusiones
y querrá desahuciarme del sueño
el prestamista de la amargura,
ser en ti, llenarte los rincones..
del cuerpo, del alma, de la mente.




©Encarni Mejides