viernes, 16 de mayo de 2014

Dejar de quererte.



Dejar de quererte...




¿Cómo hacerlo sin sentir que se muere?
sin experimentar la asfixia..
una falta de aire en el pecho 
cuando los pájaros del sueño
hallan abandonado el nido
tras cerrar ventanas a cal y canto
a cualquier atisbo de luz,
si tan sólo pensarlo duele,
golpeando el latido en las sienes
tal si mil caballos trotasen..
a riendas sueltas, sin jinetes
con el riesgo de desbocarse 
en el filo del abismo del tiempo,
concebirlo tan siquiera un segundo
es andar a ciegas la cuerda floja
entre el pasado y el futuro,
como engendrar palabras en el vientre
para abortarlas en la boca..
cuando quisiera parirlas al mundo,
o aceptar la locura al lado
y luego negarla tres veces
ante la evidencia de un cuerdo
siendo judas conmigo misma,
e intentar helar la sangre en las venas
cuando la pasión más calienta,
así como añadir piedras a un muro
donde con ímpetu combate
el viento de las emociones,
echando abajo sus razones.



©Encarni Mejides